10 cosas que aprendí de vender ropa en internet

10 cosas que aprendí de vender ropa usada en internet.

10 cosas que aprendí de vender ropa usada en internet.



Por Catalina Paz.


Hace 11 años que me dedico a lo mismo, rescato prendas que otras personas desecharon o donaron para devolverlas a la vida, todo mi negocio desde un principio fue potenciado gracias a internet. 

El año 2009, cuando partí vendiendo ropa, no existía el boom de instagram ni el boom de los smartphones. Todo se hacía de manera diferente a cómo hacemos las cosas hoy. En Chile casi ni se hablaba de comercio electrónico pero ahí estaba yo, con 15 años y muchas ganas de vender ropa en internet. 


La primera vez que lo pensé fue por la necesidad de generar un ingreso a mi bolsillo de estudiante de segundo medio. Mi mamá en ese tiempo me daba $2.000 pesos de mesada a la semana y me tenía que alcanzar para cargar el pase escolar para moverme, y comprarme algún dulce en el recreo del colegio. Obvio que no me alcanzaba nica y mi mamá con su sueldo de profesora tampoco podía darme mucho más. Gracias a eso se me ocurrió -al ver que otras niñas lo hacían- empezar a vender algunas prendas de ropa por una plataforma de fotos que se llama flickr. Agarré una cámara de 4MP y me lance, sin saber de comercio electrónico, ni de marketing, ni mucho menos de atención al cliente. Nunca me imaginé que ese camino que elegí de chica me traería al lugar donde estoy hoy, ni que me convertiría en la mujer empresaria que soy en la actualidad. 

Una Cata el 2009 modelando para la tienda,
que en ese tiempo se llama Vintage Boutique.




La realidad en ese momento era difícil, el 2008 vivimos una crisis económica de la cual no me enteré mucho pero si la sentimos todos inevitablemente. Creo que ni siquiera se puede llegar a comparar con la crisis que estamos viviendo hoy, pero también creo intensamente que las crisis nos muestran oportunidades y caminos que quizás nunca pensamos que íbamos a tomar.

En este post quiero contarles un poco de mi historia y de lo que aprendido en este laaaaargo camino del emprendimiento, más específicamente quiero resumirlo en las 10 cosas que aprendí de vender ropa usada en internet. 

Si estás pensando en empezar un emprendimiento de ropa usada, o ya tienes uno en marcha algunos de estos tips te pueden servir mucho.

     

1. Arma tu marca

Tu negocio es una marca, desarróllala así desde el principio. Tu marca es una de las cosas que te diferenciará de la competencia.
Hazte la pregunta ¿Qué características valoro en una marca y qué me gustaría que tuviera la mía? 
Recuerda que tu negocio/marca quedará en la mente de tu consumidor según la experiencia que tuvo contigo, la rapidez de respuesta y la solución a los problemas serán factores definidores al momento de pensar en volver a comprarte o no. 
Una buena marca genera emociones positivas en las personas, sobre todo en estos momentos complejos es cuando debemos mostrar nuestras marcas lo más humanas posibles. Deja que tus clientes te conozcan, que sepan con quien están hablando. Preséntate desde un principio y cuenta de ti, de tus ideas para tu proyecto y porque te apasiona lo que haces.

Una marca va de la mano de una construcción de branding, define los colores que representan a tu marca, la tipografía que usarás en tus diseños y un logo que te represente. Lo que yo recomiendo del principio es mantener todos estos items simples y con el tiempo ir avanzando y mejorándolos. No es necesario un logo perfecto para empezar a vender, pero si es importante generar un estilo y una estética desde un principio. 

2. Get creative!

Ponte creativx en todo lo que hagas, busca maneras de innovar sobre todo en cosas sencillas. Las fotos de productos, descripciones, videos, etc. Busca referentes e infórmate sobre la industria. 

Tu forma de diferenciarte del resto está en tu propuesta de valor. 

Cuestiónate siempre ¿Qué puedo hacer que me diferencie del resto?

Lo que yo hago siempre es navegar mucho en Instagram y en Pinterest para encontrar nuevas ideas, referentes y personas a quien admirar. La idea es tomar referencias, no copiarlas. No hay nada más fome que emprendedores copiándose entre sí. 

3. Keep it simple, but professional.

Da lo mismo si tu emprendimiento tiene 1 día de vida, 500 seguidores o 50000. Aprende a ser 100% profesional siempre. 
En la venta online o e-commerce, el servicio al cliente es CLAVE para que el consumidor se decida o no por nosotras. Hay que dar respuestas cordiales, siempre desde la simpatía y la buena onda. 

Aprende a escuchar a tu cliente, que feedback te está dando, en que podrías ir mejorando. 

4. Una buena foto hace magia.

Cuando yo empecé vendiendo ropa no tenía mucha idea de fotografía ni de redes sociales. Con el tiempo tuve que ir aprendiendo y a puro ensayo y error ir avanzando con las fotos de la tienda. 

Hubo un año en que hacía todas las fotos sobre un maniquí, otro año que las hice todas con luz artificial, otras con flash y hace ya casi dos años que solo hago fotos de productos con luz natural. Creo que la luz natural es la que le hace mayor justicia a los colores de las prendas y las texturas de la tela.
Para las fotos de la tienda me gusta dividirlas en 2 grandes áreas: fotos de producto y fotos de contenido. 

La foto de producto debe ser lo más sencilla posible, el producto es lo que debe resaltar y llamar más la atención a la vista de tu potencial cliente. Mis favoritas son las sobre fondo blanco o liso neutro, con luz natural y algún pequeño detalle que pueda funcionar de forma armónica con el producto, por ejemplo: un colgador diferente o alguna percha bonita. 

Las fotos de contenido pueden ser más entretenidas, a mi personalmente me gusta tener varios elementos con los que ir jugando para armar fotos de contenido para Instagram y redes sociales. Trato de tener varios fondos para ir variando las fotos y que no sean siempre iguales, tengo algunas telas llamativas, algunas holográficas a cuadros, colores lisos y satinados. También uso una alfombra especial que solo destino para fotos y que sirve para que se vea un poco más armónico. Las fotos de contenido son el momento perfecto donde dejar volar tu imaginación. También pueden ser fotos de prendas modeladas en ti o en alguna amiga por ejemplo. 

Con las herramientas que tenemos actualmente es mucho más sencillo poder lograr una buena foto de producto o de contenido. Ya no necesitamos de grandes equipos fotográficos caros para lograr buenas fotos de producto, podemos hacerlas directo con nuestro celular y editar en las diversas aplicaciones que hay en el mercado.

Yo muchas de las fotos que usamos en Instagram las hago directo con mi celular y las edito ahí mismo. Algunas de mis aplicaciones favoritas para editar fotos en el celular son:

▪ VSCOCAM: Esta app es bacán porque tiene una versión gratis con muchos presets y también está la versión pagada donde tienes acceso a mucho más. Puedes usarla para editar tus fotos, subir la exposición, aumentar o bajar contraste, etc. 

▪ Snapseed: Esta aplicación es de Google y tiene varias cosas que me gustan mucho, entre ellas está el pincel corrector que permite retocar un punto específico, tiene una opción de 'Grano Película' que le da un efecto granulado a la foto y un color desaturado ajustable muy bacán.

▪ Unfold: Esta app también es de mis favoritas indispensables. No es una app de edición de fotos, si no más bien es una app de diagramación de Instagram Stories. Es mega fácil de usar, tiene varias plantillas gratis y algunas de pago. Tiene opción de agregar texto y cambiar la tipografía a utilizar para lograr un diseño diferente.

    En la actualidad hay muuuuchas herramientas gratuitas para ayudarte a emprender y tomar buenas fotos, solo hay que investigar, leer y probar. 

    5. Se organizadx desde el primer momento.

    Tener un negocio ordenado es clave para tener éxito. A mi me costó AÑOS entender esto porque soy una persona MUY desordenada, pero con el tiempo tuve que aprender a organizarme. Cuando partí vendiendo ropa tenía todo en una cajita en mi clóset y cuando tenía que ir a entregar una venta al metro recién ahí empezaba a buscar la prenda. Algunas veces tenía suerte y la encontraba de inmediato y otras veces se perdía en el limbo de mi clóset. Perdí muchas ventas por ser desorganizada y desordenada, no puedo decir que en la actualidad soy la Marie Kondo de la ropa usada pero si he descubierto algunos trucos que son muy importantes y que les quiero compartir:

    ▪ Armar inventarios: de lo que tienen por por publicar y de lo que tienen publicado. Agregar códigos a cada producto y mantener esos códigos a la vista en el lugar donde tengan almacenada la ropa. Yo actualmente estoy usando las clásicas cajas plásticas de 120/140 litros y en el exterior le agrego los códigos de todos los productos que están dentro, para que cuando se venda algo sea más fácil de localizar.

    ▪ Excel Lover forever: esta herramienta la aprendí a usar en mi último año de U y sigo aplicando desde aquel entonces todo ese conocimiento para organizar toda la logística de la tienda. Las ventas, el inventario, flujo de caja, las propuestas laborales, la planificación semanal, etc. En internet hay miles de tutoriales sobre como usar Excel y muchas plantillas que vienen armadas.

    ▪ Planificar: cuando chica siempre escuchaba a mi mamá (profesora) reclamar en contra de las planificaciones y nunca me hizo sentido esa palabra hasta el día de hoy, cuando la encuentro mega importante. Latera si, pero indispensable en el funcionamiento de un emprendimiento. Lo que me resulta personalmente es todos los días lunes armar un mini planner para decidir que tareas son necesarias realizar en cada día, va muy de la mano con el tipo de contenido que debo subir a redes sociales y eso va de la mano con las fotos o videos que iremos necesitando a medida que avance la semana. Lo bacán de planificar es que en la siguiente semana puedes revisar y medir lo que se hizo y lo que no, lo que tuvo buen resultado y lo que no.

      6. SEPARAR

      Esto igual es algo que aprendí ya de adulta y que hizo una importante diferencia. Cuando tienes un negocio es muy relevante aprender que tu y tu negocio son figuras separadas. Los gastos de tu empresa no deberías pagarlos tu y los gastos tuyos no debería pagarlos tu empresa. 

      Para crecer como negocio es muy importante mantener tus finanzas y las de tu pyme por separado. En mi caso tengo una cuenta bancaria para la empresa y una cuenta bancaria personal, de esta forma es más sencillo mantener ordenadas los dineros y poder pagarte un sueldo por el trabajo que realizas. 

      7. FORMALIZAR

      Sé que esta palabra da miedo, y que todo el proceso tributario de inicio de actividades puede llegar a quitar el sueño pero si quieres que tu negocio y tu marca crezcan es necesario hacerlo, y mientras antes mejor. 

      Asesórate con alguien que sepa de pymes, algún contador o contadora que te pueda guiar en el proceso y que te explique como funcionar este mundo del emprendimiento. 

      Al formalizar tu negocio no solo podrás hacerlo crecer, si no también puedes optar a diferentes formas de financiamiento como créditos y fondos concursables. 

      El tener una empresa formalizada te permitirá demostrar tus ingresos ante entidades bancarias por ejemplo o para arrendar una propiedad. Te permitirá pagarte un sueldo por el trabajo que realizar en tu negocio, tener seguridad social y en momentos de crisis como este podrás optar a diferentes ayudas gubernamentales. 

      A futuro si necesitas contratar más gente podrás dar trabajo digno y aportar a mejorar la calidad de vida de alguien más. 

      8. Diversifica

      Internet es un lugar maravilloso y muy diverso, es por esto mismo que no debemos quedarnos con una sola plataforma para nuestro negocio. 
      Si estás vendiendo por una red social te recomiendo SI O SI cotizar para armar tu sitio web. Al tener tu web tiene control directo sobre uno de los recursos más importantes de tu empresa: tu base de datos de clientes. 

      Te pongo el ejemplo: ¿Que pasaría si mañana Instagram dejara de funcionar? ¿Tu negocio podría seguir operando? En los últimos dos años tengo el recuerdo de varias veces que Instagram dejó de funcionar y a pesar de que es uno de los canales importantes de mi marca, no es el único, ya que al tener una página web separada de la red social he podido seguir vendiendo cuando Instagram no está funcionando. Al tener una página web también tienes acceso a un montón de analítica web y estadísticas que te permitirán tomar mejores decisiones en el futuro. 

      Actualmente hay muchas plataforma web para crear páginas web optimizadas para e-commerce, estas generalmente tienen la opción de armar tu web con planillas pre diseñadas y también diseñar tus plantillas propias si tienes conocimiento de diseño web. 

      Lo maravilloso de estos sitios de e-commerce es que te permiten automatizar procesos y optimizar tu tiempo. Nunca voy a olvidar después de la primera actualización por la web, hace más de dos años ya donde no tuve que contestar cientos de mensajes ni dudas, si no solo unas pocas preguntas y recibir las compras directo en el sistema. Otra cosa importante de mantener tu tienda online dentro de una web, es que tendrás la información de tus ventas y podrás generar reportes de estas, tener acceso a estadísticas de ventas y un control sobre el inventario disponible. 

      Entre las plataformas de e-commerce disponibles están Jumpseller (La que usamos en VNTGCAT), Shopify que es una de las más populares, Woocommerce, Tiendanube, etc. 

      Es cosa de investigar y leer cual es la que se pueda adaptar más a tus necesidades. 

      9. Ensayo y error

      La mejor forma de saber si algo funciona -o vende en este caso- es intentarlo. Equivocarse rápido para volver a empezar. 

      Si tienes una idea PRUÉBALA. Si quieres vender un producto OFRÉCELO. 

      No te trabes en pequeños detalles, no es necesario esperar a tener el logo perfecto o la foto perfecta para empezar a vender. Tampoco es necesario invertir grandes sumas de dinero en equipos, actualmente todo lo puedes hacer con el smartphone que tienes en tu bolsillo. 

      Hay un dicho en ingles que me gusta mucho y que lo uso harto: 
      "Better listed than perfect"
       Y que  sería algo así como: mejor un producto publicado que una publicación perfecta. 

      10. Sueña en grande

      Lo mejor de emprender es que tu trabajo te llevará a cumplir tus sueños, no los de alguien más. Yo personalmente desde chica que tenía como sueño el poder tener una tienda (y viajar a París, super Amelie) y después de un largo camino de realmente sacarme la cresta trabajando puedo decir que le cumplí los sueños a la Cata de 14 años y todo fue gracias a que nunca dejé de trabajar. Siempre intenté compatibilizar mi negocio online con mis estudios, primero en el colegio y después en la universidad. Sacrifiqué muchas horas de almuerzo y tardes post clases por ir a entregar ropa al metro, o por volver rápido a mi casa para poder trabajar aunque sea un ratito. Incluso cuando hice mi práctica en horario de oficina, salía de la pega a las 6 y me iba a mi taller a trabajar de 6.30 a 9 y después me iba a mi casa. Fueron tiempos duros donde estaba muy cansada pero al final todo vale la pena. 

      Cuando partí había un montón de cosas que no sabía, no tenía idea ni de marketing, ni de comercio electrónico ni tampoco muchas habilidades de venta. Era super tímida y casi ni hablaba en público. Me obligué a salir de mi zona de confort y aprender y desarrollar destrezas que hasta ese entonces no sabía que tenía. 

      Lo más importante es tener claros tus sueños, traspasarlos a objetivos y escribirlos. Anotar en un cuaderno o agenda personal: ¿Qué me gustaría lograr? ¿Cuales son mis objetivos? ¿Cómo mi emprendimiento puede ayudarme a cumplirlos?

      SOÑAR EN GRANDE, SIEMPRE. 

      Ojalá te haya servido o inspirado un poco este post, sé que estamos pasando por un momento complejo y que a veces es difícil imaginarse un futuro mejor pero se puede lograr, cuesta trabajo y equivocarse muchas veces pero se llega a un punto de tranquilidad en algún momento. Te deseo toda la suerte del mundo si están iniciando tu emprendimiento, si te quedó alguna duda puedes escribirme a catalina@vntgcat.cl y estaré feliz de ayudarte.



        Por Catalina Paz.


        Hace 11 años que me dedico a lo mismo, rescato prendas que otras personas desecharon o donaron para devolverlas a la vida, todo mi negocio desde un principio fue potenciado gracias a internet. 

        El año 2009, cuando partí vendiendo ropa, no existía el boom de instagram ni el boom de los smartphones. Todo se hacía de manera diferente a cómo hacemos las cosas hoy. En Chile casi ni se hablaba de comercio electrónico pero ahí estaba yo, con 15 años y muchas ganas de vender ropa en internet. 


        La primera vez que lo pensé fue por la necesidad de generar un ingreso a mi bolsillo de estudiante de segundo medio. Mi mamá en ese tiempo me daba $2.000 pesos de mesada a la semana y me tenía que alcanzar para cargar el pase escolar para moverme, y comprarme algún dulce en el recreo del colegio. Obvio que no me alcanzaba nica y mi mamá con su sueldo de profesora tampoco podía darme mucho más. Gracias a eso se me ocurrió -al ver que otras niñas lo hacían- empezar a vender algunas prendas de ropa por una plataforma de fotos que se llama flickr. Agarré una cámara de 4MP y me lance, sin saber de comercio electrónico, ni de marketing, ni mucho menos de atención al cliente. Nunca me imaginé que ese camino que elegí de chica me traería al lugar donde estoy hoy, ni que me convertiría en la mujer empresaria que soy en la actualidad. 

        Una Cata el 2009 modelando para la tienda,
        que en ese tiempo se llama Vintage Boutique.




        La realidad en ese momento era difícil, el 2008 vivimos una crisis económica de la cual no me enteré mucho pero si la sentimos todos inevitablemente. Creo que ni siquiera se puede llegar a comparar con la crisis que estamos viviendo hoy, pero también creo intensamente que las crisis nos muestran oportunidades y caminos que quizás nunca pensamos que íbamos a tomar.

        En este post quiero contarles un poco de mi historia y de lo que aprendido en este laaaaargo camino del emprendimiento, más específicamente quiero resumirlo en las 10 cosas que aprendí de vender ropa usada en internet. 

        Si estás pensando en empezar un emprendimiento de ropa usada, o ya tienes uno en marcha algunos de estos tips te pueden servir mucho.

             

        1. Arma tu marca

        Tu negocio es una marca, desarróllala así desde el principio. Tu marca es una de las cosas que te diferenciará de la competencia.
        Hazte la pregunta ¿Qué características valoro en una marca y qué me gustaría que tuviera la mía? 
        Recuerda que tu negocio/marca quedará en la mente de tu consumidor según la experiencia que tuvo contigo, la rapidez de respuesta y la solución a los problemas serán factores definidores al momento de pensar en volver a comprarte o no. 
        Una buena marca genera emociones positivas en las personas, sobre todo en estos momentos complejos es cuando debemos mostrar nuestras marcas lo más humanas posibles. Deja que tus clientes te conozcan, que sepan con quien están hablando. Preséntate desde un principio y cuenta de ti, de tus ideas para tu proyecto y porque te apasiona lo que haces.

        Una marca va de la mano de una construcción de branding, define los colores que representan a tu marca, la tipografía que usarás en tus diseños y un logo que te represente. Lo que yo recomiendo del principio es mantener todos estos items simples y con el tiempo ir avanzando y mejorándolos. No es necesario un logo perfecto para empezar a vender, pero si es importante generar un estilo y una estética desde un principio. 

        2. Get creative!

        Ponte creativx en todo lo que hagas, busca maneras de innovar sobre todo en cosas sencillas. Las fotos de productos, descripciones, videos, etc. Busca referentes e infórmate sobre la industria. 

        Tu forma de diferenciarte del resto está en tu propuesta de valor. 

        Cuestiónate siempre ¿Qué puedo hacer que me diferencie del resto?

        Lo que yo hago siempre es navegar mucho en Instagram y en Pinterest para encontrar nuevas ideas, referentes y personas a quien admirar. La idea es tomar referencias, no copiarlas. No hay nada más fome que emprendedores copiándose entre sí. 

        3. Keep it simple, but professional.

        Da lo mismo si tu emprendimiento tiene 1 día de vida, 500 seguidores o 50000. Aprende a ser 100% profesional siempre. 
        En la venta online o e-commerce, el servicio al cliente es CLAVE para que el consumidor se decida o no por nosotras. Hay que dar respuestas cordiales, siempre desde la simpatía y la buena onda. 

        Aprende a escuchar a tu cliente, que feedback te está dando, en que podrías ir mejorando. 

        4. Una buena foto hace magia.

        Cuando yo empecé vendiendo ropa no tenía mucha idea de fotografía ni de redes sociales. Con el tiempo tuve que ir aprendiendo y a puro ensayo y error ir avanzando con las fotos de la tienda. 

        Hubo un año en que hacía todas las fotos sobre un maniquí, otro año que las hice todas con luz artificial, otras con flash y hace ya casi dos años que solo hago fotos de productos con luz natural. Creo que la luz natural es la que le hace mayor justicia a los colores de las prendas y las texturas de la tela.
        Para las fotos de la tienda me gusta dividirlas en 2 grandes áreas: fotos de producto y fotos de contenido. 

        La foto de producto debe ser lo más sencilla posible, el producto es lo que debe resaltar y llamar más la atención a la vista de tu potencial cliente. Mis favoritas son las sobre fondo blanco o liso neutro, con luz natural y algún pequeño detalle que pueda funcionar de forma armónica con el producto, por ejemplo: un colgador diferente o alguna percha bonita. 

        Las fotos de contenido pueden ser más entretenidas, a mi personalmente me gusta tener varios elementos con los que ir jugando para armar fotos de contenido para Instagram y redes sociales. Trato de tener varios fondos para ir variando las fotos y que no sean siempre iguales, tengo algunas telas llamativas, algunas holográficas a cuadros, colores lisos y satinados. También uso una alfombra especial que solo destino para fotos y que sirve para que se vea un poco más armónico. Las fotos de contenido son el momento perfecto donde dejar volar tu imaginación. También pueden ser fotos de prendas modeladas en ti o en alguna amiga por ejemplo. 

        Con las herramientas que tenemos actualmente es mucho más sencillo poder lograr una buena foto de producto o de contenido. Ya no necesitamos de grandes equipos fotográficos caros para lograr buenas fotos de producto, podemos hacerlas directo con nuestro celular y editar en las diversas aplicaciones que hay en el mercado.

        Yo muchas de las fotos que usamos en Instagram las hago directo con mi celular y las edito ahí mismo. Algunas de mis aplicaciones favoritas para editar fotos en el celular son:

        ▪ VSCOCAM: Esta app es bacán porque tiene una versión gratis con muchos presets y también está la versión pagada donde tienes acceso a mucho más. Puedes usarla para editar tus fotos, subir la exposición, aumentar o bajar contraste, etc. 

        ▪ Snapseed: Esta aplicación es de Google y tiene varias cosas que me gustan mucho, entre ellas está el pincel corrector que permite retocar un punto específico, tiene una opción de 'Grano Película' que le da un efecto granulado a la foto y un color desaturado ajustable muy bacán.

        ▪ Unfold: Esta app también es de mis favoritas indispensables. No es una app de edición de fotos, si no más bien es una app de diagramación de Instagram Stories. Es mega fácil de usar, tiene varias plantillas gratis y algunas de pago. Tiene opción de agregar texto y cambiar la tipografía a utilizar para lograr un diseño diferente.

          En la actualidad hay muuuuchas herramientas gratuitas para ayudarte a emprender y tomar buenas fotos, solo hay que investigar, leer y probar. 

          5. Se organizadx desde el primer momento.

          Tener un negocio ordenado es clave para tener éxito. A mi me costó AÑOS entender esto porque soy una persona MUY desordenada, pero con el tiempo tuve que aprender a organizarme. Cuando partí vendiendo ropa tenía todo en una cajita en mi clóset y cuando tenía que ir a entregar una venta al metro recién ahí empezaba a buscar la prenda. Algunas veces tenía suerte y la encontraba de inmediato y otras veces se perdía en el limbo de mi clóset. Perdí muchas ventas por ser desorganizada y desordenada, no puedo decir que en la actualidad soy la Marie Kondo de la ropa usada pero si he descubierto algunos trucos que son muy importantes y que les quiero compartir:

          ▪ Armar inventarios: de lo que tienen por por publicar y de lo que tienen publicado. Agregar códigos a cada producto y mantener esos códigos a la vista en el lugar donde tengan almacenada la ropa. Yo actualmente estoy usando las clásicas cajas plásticas de 120/140 litros y en el exterior le agrego los códigos de todos los productos que están dentro, para que cuando se venda algo sea más fácil de localizar.

          ▪ Excel Lover forever: esta herramienta la aprendí a usar en mi último año de U y sigo aplicando desde aquel entonces todo ese conocimiento para organizar toda la logística de la tienda. Las ventas, el inventario, flujo de caja, las propuestas laborales, la planificación semanal, etc. En internet hay miles de tutoriales sobre como usar Excel y muchas plantillas que vienen armadas.

          ▪ Planificar: cuando chica siempre escuchaba a mi mamá (profesora) reclamar en contra de las planificaciones y nunca me hizo sentido esa palabra hasta el día de hoy, cuando la encuentro mega importante. Latera si, pero indispensable en el funcionamiento de un emprendimiento. Lo que me resulta personalmente es todos los días lunes armar un mini planner para decidir que tareas son necesarias realizar en cada día, va muy de la mano con el tipo de contenido que debo subir a redes sociales y eso va de la mano con las fotos o videos que iremos necesitando a medida que avance la semana. Lo bacán de planificar es que en la siguiente semana puedes revisar y medir lo que se hizo y lo que no, lo que tuvo buen resultado y lo que no.

            6. SEPARAR

            Esto igual es algo que aprendí ya de adulta y que hizo una importante diferencia. Cuando tienes un negocio es muy relevante aprender que tu y tu negocio son figuras separadas. Los gastos de tu empresa no deberías pagarlos tu y los gastos tuyos no debería pagarlos tu empresa. 

            Para crecer como negocio es muy importante mantener tus finanzas y las de tu pyme por separado. En mi caso tengo una cuenta bancaria para la empresa y una cuenta bancaria personal, de esta forma es más sencillo mantener ordenadas los dineros y poder pagarte un sueldo por el trabajo que realizas. 

            7. FORMALIZAR

            Sé que esta palabra da miedo, y que todo el proceso tributario de inicio de actividades puede llegar a quitar el sueño pero si quieres que tu negocio y tu marca crezcan es necesario hacerlo, y mientras antes mejor. 

            Asesórate con alguien que sepa de pymes, algún contador o contadora que te pueda guiar en el proceso y que te explique como funcionar este mundo del emprendimiento. 

            Al formalizar tu negocio no solo podrás hacerlo crecer, si no también puedes optar a diferentes formas de financiamiento como créditos y fondos concursables. 

            El tener una empresa formalizada te permitirá demostrar tus ingresos ante entidades bancarias por ejemplo o para arrendar una propiedad. Te permitirá pagarte un sueldo por el trabajo que realizar en tu negocio, tener seguridad social y en momentos de crisis como este podrás optar a diferentes ayudas gubernamentales. 

            A futuro si necesitas contratar más gente podrás dar trabajo digno y aportar a mejorar la calidad de vida de alguien más. 

            8. Diversifica

            Internet es un lugar maravilloso y muy diverso, es por esto mismo que no debemos quedarnos con una sola plataforma para nuestro negocio. 
            Si estás vendiendo por una red social te recomiendo SI O SI cotizar para armar tu sitio web. Al tener tu web tiene control directo sobre uno de los recursos más importantes de tu empresa: tu base de datos de clientes. 

            Te pongo el ejemplo: ¿Que pasaría si mañana Instagram dejara de funcionar? ¿Tu negocio podría seguir operando? En los últimos dos años tengo el recuerdo de varias veces que Instagram dejó de funcionar y a pesar de que es uno de los canales importantes de mi marca, no es el único, ya que al tener una página web separada de la red social he podido seguir vendiendo cuando Instagram no está funcionando. Al tener una página web también tienes acceso a un montón de analítica web y estadísticas que te permitirán tomar mejores decisiones en el futuro. 

            Actualmente hay muchas plataforma web para crear páginas web optimizadas para e-commerce, estas generalmente tienen la opción de armar tu web con planillas pre diseñadas y también diseñar tus plantillas propias si tienes conocimiento de diseño web. 

            Lo maravilloso de estos sitios de e-commerce es que te permiten automatizar procesos y optimizar tu tiempo. Nunca voy a olvidar después de la primera actualización por la web, hace más de dos años ya donde no tuve que contestar cientos de mensajes ni dudas, si no solo unas pocas preguntas y recibir las compras directo en el sistema. Otra cosa importante de mantener tu tienda online dentro de una web, es que tendrás la información de tus ventas y podrás generar reportes de estas, tener acceso a estadísticas de ventas y un control sobre el inventario disponible. 

            Entre las plataformas de e-commerce disponibles están Jumpseller (La que usamos en VNTGCAT), Shopify que es una de las más populares, Woocommerce, Tiendanube, etc. 

            Es cosa de investigar y leer cual es la que se pueda adaptar más a tus necesidades. 

            9. Ensayo y error

            La mejor forma de saber si algo funciona -o vende en este caso- es intentarlo. Equivocarse rápido para volver a empezar. 

            Si tienes una idea PRUÉBALA. Si quieres vender un producto OFRÉCELO. 

            No te trabes en pequeños detalles, no es necesario esperar a tener el logo perfecto o la foto perfecta para empezar a vender. Tampoco es necesario invertir grandes sumas de dinero en equipos, actualmente todo lo puedes hacer con el smartphone que tienes en tu bolsillo. 

            Hay un dicho en ingles que me gusta mucho y que lo uso harto: 
            "Better listed than perfect"
             Y que  sería algo así como: mejor un producto publicado que una publicación perfecta. 

            10. Sueña en grande

            Lo mejor de emprender es que tu trabajo te llevará a cumplir tus sueños, no los de alguien más. Yo personalmente desde chica que tenía como sueño el poder tener una tienda (y viajar a París, super Amelie) y después de un largo camino de realmente sacarme la cresta trabajando puedo decir que le cumplí los sueños a la Cata de 14 años y todo fue gracias a que nunca dejé de trabajar. Siempre intenté compatibilizar mi negocio online con mis estudios, primero en el colegio y después en la universidad. Sacrifiqué muchas horas de almuerzo y tardes post clases por ir a entregar ropa al metro, o por volver rápido a mi casa para poder trabajar aunque sea un ratito. Incluso cuando hice mi práctica en horario de oficina, salía de la pega a las 6 y me iba a mi taller a trabajar de 6.30 a 9 y después me iba a mi casa. Fueron tiempos duros donde estaba muy cansada pero al final todo vale la pena. 

            Cuando partí había un montón de cosas que no sabía, no tenía idea ni de marketing, ni de comercio electrónico ni tampoco muchas habilidades de venta. Era super tímida y casi ni hablaba en público. Me obligué a salir de mi zona de confort y aprender y desarrollar destrezas que hasta ese entonces no sabía que tenía. 

            Lo más importante es tener claros tus sueños, traspasarlos a objetivos y escribirlos. Anotar en un cuaderno o agenda personal: ¿Qué me gustaría lograr? ¿Cuales son mis objetivos? ¿Cómo mi emprendimiento puede ayudarme a cumplirlos?

            SOÑAR EN GRANDE, SIEMPRE. 

            Ojalá te haya servido o inspirado un poco este post, sé que estamos pasando por un momento complejo y que a veces es difícil imaginarse un futuro mejor pero se puede lograr, cuesta trabajo y equivocarse muchas veces pero se llega a un punto de tranquilidad en algún momento. Te deseo toda la suerte del mundo si están iniciando tu emprendimiento, si te quedó alguna duda puedes escribirme a catalina@vntgcat.cl y estaré feliz de ayudarte.


              SÍGUENOS EN INSTAGRAM

              SÍGUENOS EN INSTAGRAM